Inicio > Los Canapés de Avilés: un monumento desconocido
Blog

Los Canapés de Avilés: un monumento desconocido

Los Canapés de Avilés: un monumento desconocido

Los Canapés de Avilés están situados en la avenida de Oviedo a las puertas del casco urbano de Avilés. Están rodeados por un entorno caracterizado por su degradación y el barrio donde se encuentran situados tomó su nombre, siendo conocido anteriormente como Entrecarreteras.

Estos monumentales bancos de piedra no han llegado a tener demasiada suerte a la hora de ser citados por viajeros, historiadores o cronistas. El único escritor de la época que los cita es Gaspar Melchor de Jovellanos, un viajero infatigable por las tierras de Asturias. Estos canapés se convirtieron en un importante nudo de comunicaciones y fueron declarados como monumento histórico-artístico en 1955.

Los Canapés de Avilés: casi tres siglos de historia

Los Canapés de Avilés datan del año 1786 y son obra de José Bernardo de Meana Costales. Se tratan de dos bancos de piedra iguales que están situados uno frente al otro, a ambos lados de la carretera y están realizados en sillería, con un asiento dividido en tres partes para apoyar los brazos.

Su autor se encargó de realizar dos bancos de grandes proporciones que miden 11,67 metros de largo por 2,60 metros de ancho y 3,30 metros de alto. Ambos cuentan con una cartela con inscripción en la parte alta donde dice lo siguiente: «Reynando la magestad del Señor Don Carlos III se hizo esta obra». Y en el otro canapé reza: “A expensas de los propios y arbityrios (sic) de esta villa año MDCCLXXXVI”

Origen de los Canapés de Avilés

En la segunda mitad del siglo XVIII, se abrió un nuevo tramo en la carretera que transcurría entre Avilés a Oviedo y que unía esta villa con la cuesta del Vidriero. Este tipo de paseos eran muy frecuentes en la arquitectura de la Ilustración que impulsó el rey Carlos III.

No solo servía para adornar los parajes con obras monumentales, sino también se utilizaban fuentes, puertas, arcos o bancos de piedra, como los que estamos citando, para marcar la entrada de las ciudades importantes, como ocurría en Madrid con la Puerta de Alcalá. Si estos bancos son especiales, es porque cuando se construyeron hace tres siglos, se convirtieron en la entrada principal de la ciudad de Avilés.

Si por algo se caracteriza la villa de Avilés, es por ser una población española con un sello de la arquitectura tradicional y el sabor peculiar de sus calles y casas que no se ha alterado con el tiempo contando con monumentos de interés.

Con esta obra se pretendía evitar la marginación de Avilés con respecto a otras ciudades portuarias como la de Gijón. La verdad es que los canapés no gozan de mucho entusiasmo y según la ciudad de Avilés fue creciendo, quedaron camuflados en el paisaje y relegados a un segundo plano.

Jovellanos, único escritor de la época que deja constancia del monumento

El célebre escritor Gaspar Melchor de Jovellanos fue un viajero incansable que relató en su ‘Diario Cuarto’, correspondiente al año 1792, el viaje desde Gijón hasta la comarca avilesina y la zona de Pravia. El afamado escritor habla de un enorme y feo canapé en medio de un gran trozo de camino levantado sobre fuertes paredones.

El escritor relata que en el camino hay bellísimos prados y heredades. En este viaje, éste iba acompañado de su hermana Gertrudis y varios viajeros más. Tras cuatro horas de camino entró en Avilés donde visitó a personas importantes como al obispo Juan de Llano Ponte.

En el texto encontramos un dato curioso. Aunque, sin duda, Jovellanos se refiere a los Canapés, el autor los menciona en singular. El escritor asturiano deja claro que no le gustaron estos bancos pero, a pesar de ello, les da visibilidad en su obra.

Sobre ellos escribía Gaspar Melchor de Jovellanos lo siguiente: «Nueva carretera, ancha y bien trabajada, plantada de álamos malos al principio, buenos y mejores después. Enorme y feo canapé en medio de un gran trozo de camino levantado sobre altísimos y fuertes paredones, y que debió por lo mismo ser muy costoso».

La importancia del monumento a día de hoy

Este monumento forma parte de la historia de nuestro país. Fue declarado como monumento histórico artístico nacional en el año 1955 y a pesar de no haber tenido la relevancia de otros monumentos del casco antiguo avilesino, muchos viajeros y caminantes conservan su recuerdo como parte de su historia personal.

El arquitecto Enrique Rodríguez Bustelo destacó que estos bancos de piedra debían tener una merecida atención por parte del Estado y añade que son dos ejemplares únicos en Asturias.

Los Canapés de Avilés quisieron pasar desapercibidos a pesar de erigirse como dos robustos bancos de piedra gruesa para dar cobijo a muchos viajeros. En el 2010 se restauró uno de ellos y el otro continúa a la espera. Si pasas por el paraje Entrecarreteras, concretamente por el paseo de Oviedo, no dudes en visitarlos.

Noticias relacionadas
Rutas micológicas en Asturias: ir a setas

Rutas micológicas en Asturias: ir a setas

5 Noviembre 2019
En el Principado de Asturias existen más de 3000 especies de setas y hongos. Para descubrirlas lo mejor es hacer alguna de las rutas micológicas...
Avilés con niños: qué ver y qué hacer

Avilés con niños: qué ver y qué hacer

23 Septiembre 2019
A la pregunta qué ver en Avilés con niños es posible responder de diversas maneras. La ciudad ofrece una amplia gama de actividades que permite...
Los Arenales de Llanes, unas de las mejores playas para ir en Septiembre

Los Arenales de Llanes, unas de las mejores playas para ir en Septiembre

4 Septiembre 2019
La localidad de Llanes es el principal centro del Oriente de Asturias, a una hora de Avilés y con una amplia oferta de arenales para que los...
¿Tienes alguna duda?
Ponte en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso. Responderemos encantados a todas tus preguntas.
Puedes escribir a través de nuestro formulario de contacto o llamarnos directamente. Estamos a tu disposición.
Contacta con nosotros